Las mejores harinas sin gluten que NO te puedes perder

He preparado una guía completa sobre cúales son las 10 mejores harinas sin gluten bajo mi experiencia, ya no sólo por sus resultados si no también por su valor nutricional.

Es por eso que no te extrañe no ver la harina de arroz pese a ser una de las más utilizadas ya que su variante integral nos aporta un similar uso pero muchos más minerales y fibras.

Principalmente y siempre aunque lo repita mil veces debemos saber qué es el gluten. El gluten es un conjunto de pequeñas proteínas, contenidas en las harinas de trigo, cebada y centeno, así como en cualquiera de sus variedades e híbridos. Las personas que padecen la enfermedad celíaca deben mantener una dieta estricta sin gluten.

La mayoría de los productos se elaboran con harina de trigo. Hay quienes no tienen problema en consumirla, pero las personas que padecen celiaquía o son sensibles al gluten o alérgicos al trigo no deben consumir esta harina. Ya que no existe la harina de trigo sin gluten por lo que es recomendable optar por harinas que no tienen gluten. 

¿QUieres aprender a hacer pan sin gluten?

Masterclass gratuita Panadería sin gluten

Asi que sigue leyendo porque te voy a mostrar todo un abanico de posibilidades y te voy a mostrar una lista con las diez mejores harinas sin gluten o dicho de otra manera harina para celiacos.

La variedad es genial en el mercado, y cada vez es más fácil conseguirlas pero cada una tiene su sabor y composición. Por eso es importante conocerlas y no tener miedo a experimentar con ellas. Además en blogs como Postres sin gluten puedes encontrar infinidad de recetas testadas con garantía de resultado. ¿Empezamos?

Lista de las 10 mejores harinas sin gluten

Harina de almendra

Harina de trigo sarraceno

Harina de sorgo

Harina de quinoa

Harina de teff

Harina de arroz integral

Harina de Avena

Harina de maíz

Harina de garbanzo

harina de coco

Harina de almendras sin gluten

La harina de almendras es uno de los cereales y harinas sin gluten más comunes. Está hecho de almendras molidas, lo que significa que se le ha quitado la piel. La harina de almendras se usa mucho en productos horneados y se puede usar como pan rallado.

Por lo general, puede sustituir la harina simple o la harina de trigo en una proporción de 1: 1. Si desea utilizar esta harina para hornear, agregue un huevo extra. La masa se volverá más manejable y densa.

La harina de almendras contiene muchos minerales, como hierro, magnesio, calcio, potasio, cobre y manganeso. Contiene grasas monoinsaturadas y vitamina E.

Tiene mayor contenido en grasa que la harina de trigo y es importante leer el paquete para asegurarse de que la harina no se produce en una fábrica que procesa gluten. Aunque las almendras y todas las nueces son naturalmente libres de gluten. Todas las harinas deben venir etiquetadas como sin gluten.

Usos de la harina de almendras en recetas sin gluten

Cuando sustituimos un tipo de harina por otro, debemos considerar cómo cambia el comportamiento de los ingredientes. En la harina de trigo, el gluten actúa como aglutinante en la masa, lo que facilita su manipulación. Con la harina de almendras, la pegajosidad de la masa disminuirá y puede volverse más difícil de manipular.

Por otro lado, la harina de almendra tiene un alto contenido en fibra, por lo que puede absorber más líquido (el doble que otros tipos de harina), por lo que necesitamos aumentar la cantidad de líquido en la receta (entre un 10% y un 20%.. . Si usamos este tipo de harina será un 20% más).

Cómo preparar harina de almendras

Para obtener harina de almendras, usa almendras naturales y sin piel. 

La harina de almendra molida es más perecedera que la almendra entera, por lo que se recomienda que la mueles antes de cocinarla o cuando sepas que quieres usarla en poco tiempo.

Lo solemos encontrar en alimentos dulces, aunque también lo podemos utilizar en alimentos salados. Dado que este tipo de harina no contiene gluten, es un ingrediente que se encuentra comúnmente en recetas sin gluten.

Harina de trigo sarraceno

La harina de trigo sarraceno tiene un fuerte sabor a tierra y es muy adecuada para hornear pan instantáneo y de levadura. Para un mejor sabor puedes mezclarlo un poco con harina de arroz integral u otras harinas y almidones sin gluten.

La harina de trigo sarraceno no tiene nada que ver con el trigo, de hecho no proviene de un cereal si no que es la semilla de una planta de la familia del ruibarbo. Por lo tanto que el nombre no te confunda, es también conocida como alforfón.

La harina de trigo sarraceno o alforfón es el resultado de moler una fruta llamada Fagopyrum esculentum Moench, no es un cereal, pero coincide exactamente con las características de un grano, por eso se le llama falso grano.

Entre las principales características del trigo sarraceno, su composición contiene un 70% de almidón. 

Por esta característica utilizamos el trigo sarraceno como espesante muy eficaz, lo utilizamos en muchas preparaciones necesarias.

Dado que no es un grano en sí mismo, el trigo sarraceno contiene mucha proteína, lo que hace que combine los beneficios de los cereales y las legumbres.

Entre las propiedades más destacadas de la harina de trigo sarraceno, encontramos que contienen muchos carbohidratos, que se traducen en alimentos ricos en energía, que a su vez son fáciles de digerir.

Su contenido es bajo en grasas, lo que lo convierte en un alimento muy recomendable para pacientes con colesterol o enfermedades cardiovasculares. Contiene mucha fibra en sus nutrientes. Por tanto, se puede decir que ayuda eficazmente a reducir la obesidad y mejorar la digestión.

Se puede consumir de diferentes maneras: en grano como si fuera arroz, en copos, ideal para porridge, galletas… Germinado y en harina para nuestras elaboraciones sin gluten.

Dónde conseguir la harina de trigo sarraceno

Otra gran opción para conseguir harina de trigo sarraceno, y si no quieres salir de casa, puedes usar el sitio de compras online de Amazon. Aquí puedes ver y elegir entre las harinas que yo tengo en mi despensa y encontrar una gran cantidad de productos de harina.
De la misma forma, podrás encontrar tiendas on line especializadas que te permitan en un solo clic obtener los ingredientes que no siempre son fáciles de encontrar a pie de calle.

Este tipo de harinas puedes encontrarlas si tienes en tu localidad tiendas ecológicas, herbolarios o grandes supermercados.

Ahora ya sabes qué es la harina de trigo sarraceno y cuáles son las principales características que la convierten en una harina de gran consumo. También tienes una idea de dónde comprar, así que no hay más excusas.

Harina de sorgo sin gluten

La harina de sorgo se elabora a partir de un grano antiguo que se cultiva desde hace más de 5.000 años. Este cereal es naturalmente libre de gluten y se considera el quinto grano más importante del mundo.

Tiene un color y una textura clara y un dulzor suave. Se considera harina pesada o densa y generalmente se mezcla con otras harinas sin gluten o se usa en recetas que requieren una pequeña cantidad de harina.

Beneficios de la harina de sorgo

La ventaja es que no solo tiene la capacidad de ser apto para celíacos, también está recomendado para su uso en diabéticos, ya que ralentiza la absorción de azúcar a la hora de la digestión. En cuanto a los nutrientes que puede aportar la harina de sorgo, es rica en fibra (6,6 gramos por 100 gramos), lo que favorece la digestión y la convierte en un alimento de saciedad. Pero también es fuente de proteína vegetal (8,45 gramos por 100 gramos) y contiene minerales como calcio, magnesio, zinc o fósforo.

Puedes utilizar harina de sorgo en recetas de repostería, guisos e incluso pan, aunque en este caso conviene mezclarla con otras harinas más proteicas.

La harina de quinoa

Tiene un alto contenido de proteínas, contiene los nueve aminoácidos esenciales y, en realidad, es uno de los pocos alimentos vegetales que los contiene.

A la quinoa se le denomina como «Super alimento» ya que también es rica en fibra, hierro, magnesio, vitaminas B, calcio, vitamina E y fósforo, y antioxidantes y tiene muchos beneficios para la salud. 

Tiene un índice glucémico bajo, lo que es maravilloso para los diabéticos y las personas con hipoglucemia. También tiene un alto contenido de hierro y magnesio. Hornear con harina de quinoa puede ser fácil y delicioso se considera una semilla, no un grano y su sabor es suave. Por todo esto es una de mis harinas sin gluten preferidas.

¿Puedo usar harina de quinoa en lugar de harina para todo uso?

A veces, puede sustituir la mitad de la harina común por harina de quinoa y, en algunas recetas como galletas y pasteles, puede reemplazarla por completo con harina de quinoa. Pero mi sugerencia es encontrar y usar una receta probada y testada. De lo contrario, podrías perder mucho tiempo y dinero experimentando.

¿Para qué se puede utilizar la harina de quinoa?

Es mejor cuando se usa para hacer productos horneados como pan, muffins, pasteles y masas de pizza. También puede utilizarlo para espesar sopas y salsas. Pero se combina con otras harinas en la mayoría de las recetas. 

Cómo preparar la harina de Quinoa

Agregue la quinoa a una sartén seca y tueste la quinoa hasta que comience a dorarse y reventar. Tendrá un olor claramente a nuez. Tenga cuidado aquí, ya que la quinoa se puede quemar con bastante rapidez, así que vigílela de cerca.

Una vez tostada, transfiera la quinoa a un molinillo o un procesador de alta potencia. Muele la quinoa a velocidad alta durante 1 minuto hasta que quede un polvo fino.

Tamiza y deja enfriar antes de guardar en un recipiente hermético.

Harina de teff

El teff es el grano más pequeño del mundo, es 1/100 de los granos de trigo. Los granos de teff pueden venir en muchos colores, desde el blanco hasta el rojo y el marrón oscuro. Los colores claros tienen un sabor suave, mientras que los oscuros tienen un sabor más terroso.

La harina de teff es rica en proteínas, lo que promueve la saciedad y ayuda a reducir la sensación de hambre. Su alto contenido de fibra puede ayudar a controlar el azúcar en la sangre, reducir el apetito y ayudar a perder peso. Además, contiene más calcio que cualquier otro grano y es el único grano antiguo que contiene vitamina C.

Agrega harina de teff a tus recetas

¿No has probado la harina de teff? Como puede ver, es un alimento nutritivo que puede agregar fácilmente a su dieta. Además, es un sustituto ideal de la tradicional harina refinada. Personalmente me gusta utilizar este tipod e harina en mis elaboraciones de pan sin gluten.

Harina de arroz integral sin gluten

Esta harina se elabora con arroz integral. Tiene un sabor a nuez y se puede usar para hacer cualquier tipo de elaboración como en recetas de pan, galletas y pasteles con otras harinas y almidones sin gluten.

Esta harina es rica en proteínas y fibra, lo que puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre y el peso. También es rico en hierro, vitaminas B, magnesio y manganeso, y un compuesto vegetal llamado lignanos. Los estudios han demostrado que los lignanos ayudan a prevenir enfermedades cardíacas

Cómo preparar harina de arroz sin conservantes y sin gluten

Es muy fácil obtener este tipo de harina, solo tenemos que elegir una variedad de arroz que sea integral y:

  • Toma la cantidad requerida de arroz que vayas a necesitar. Enjuaga con agua un par de veces y luego déjala en remojo durante 2 a 3 horas en suficiente agua
  • Después de 2 a 3 horas, escurra toda el agua. 
  • Ahora coloca una servilleta de cocina grande y limpia o un paño de cocina sobre la encimera o sobre una mesa. Extiende el arroz sobre el paño de cocina. Deja que los granos de arroz se sequen a la sombra durante aproximadamente 45 minutos a 1 hora. No secar al sol.
  • Los granos de arroz deben tener un ligero toque húmedo. No deben estar completamente secos.
  • Luego agregue los granos de arroz al procesador.
  • Muela hasta obtener una consistencia fina. 

Harina de avena

 La harina de avena ofrece un sabor ligeramente a nuez y una miga tierna. Además, la harina de avena no contiene gluten si la elabora con avena certificada sin gluten.

¿La harina de avena tiene gluten?

Es una de las preguntas más frecuentes que recibo sobre recetas de productos horneados. Ya que principalmente en latinoamérica es complicado encontrar harina certificada sin gluten ya que en países como Argentina los productos los certifican con el sello SIN TACC ( sin trigo, avena, cebada, centeno )

La avena en naturalmente libre de gluten pero sí que es cierto que en los recién diagnósticados al gluten se elimina su consumo y no es hasta pasados los 6 primeros meses que se debe introducir, bajo control médico, para determinar si te puede sentar bien o no ya que tiene una proteína llamada avenina que por su composición puede no sentar bien a todos los celíacos.

La avena tiene muchos beneficios para la salud. Esta fibra puede ayudar a reducir el colesterol LDL «malo», así como los niveles de insulina y azúcar en sangre. También es ricas en otros nutrientes, como proteínas, magnesio, fósforo, vitamina B.

Cómo hacer harina de avena sin gluten

Hacer harina de avena es de los más sencillo, para ello necesitas un procesador de alimentos o picadora potente y simplemente coloca la avena en el vaso mezclador, cierre la tapa y comience a mezclar. 

Después de unos minutos, abre y mezcla la avena para que se rompan uniformemente y luego continúa moliendo unos minutos más. 

Para finalizar, pasa la avena por el colador para obtener una harina más fina. El residuo que queda en el filtro es el salvado de avena, que puedes guardar y usar en muchas recetas o simplemente añadirlo al yogur en tus desayunos sin gluten. 

Harina de garbanzo

Los garbanzos son parte de la familia de las leguminosas. La harina de garbanzo se elabora a partir de garbanzos secos, es uno de los productos indispensables en la cocina. Y se usa como base para varias recetas.

La harina de garbanzo es una alternativa saludable y de alta calidad a la harina de trigo tradicional. Es más aromática y es más beneficiosa para nuestro organismo que la harina procesada.

Uno de los beneficios de la harina de garbanzo es que contiene mucha proteína vegetal y fibra. Este último ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a regular nuestro organismo.

Tampoco debemos olvidar que esta harina especial contiene carbohidratos de absorción lenta, lo que ayuda a la digestión. Su aporte calórico es bajo, ideal para deportistas.

También destacamos que la gran cantidad de hierro que contiene la harina de garbanzo puede triplicar el hierro de la carne.

En Oriente, esta harina es apreciada por su increíble sabor y consistencia. Esta también es una buena opción para vegetarianos. Esto se debe a que la harina de garbanzo se puede considerar como un sustituto de los huevos: si se mezcla con agua o cerveza sin gluten , puede quedar jugosa, por ejemplo, al hacer la masa cocida con tortillas en tempura o verduras.

Harina de coco sin gluten

Esta harina sin gluten está hecha de pulpa de coco seca y tiene un suave sabor a coco. Tiene una textura ligera y es adecuada sobretodo para hornear postres. Es importante que tengas en cuenta que absorbe mucha más agua que la harina regular o de almendras.

Tiene un alto contenido de ácido láurico procedente de grasas saturadas. Este triglicérido de cadena media puede proporcionar energía al cuerpo y, combinado con el contenido de fibra de la harina, ayuda a reducir el colesterol LDL «malo». Los estudios han demostrado que su contenido de fibra puede ayudar a mantener niveles saludables de azúcar en la sangre al no hacer que aumente el azúcar en la sangre.

Además es una buena opción para las personas alérgicas a los frutos secos y además del gluten. Igual que el resto de las harinas puede estar contaminada durante la etapa de procesamiento, así que es importante comprar siempre certificada sin gluten.

Cómo hacer harina de coco fácil

  • Precalentar el horno a 120ºC.
  •  Coloque la pulpa de coco en una bandeja para hornear, extiéndala y hornee durante unos 30-60 minutos, o hasta que la pulpa se ponga marrón y esté completamente seca. Ve mezclando de vez en cuando y de manera unirforme.
  • Este tiempo de horneado puede variar según qué tan seca esté la pulpa y qué tan seco esté el horno (aproximadamente 2 horas).
  • Deja enfriar la pulpa y bata en una picadora portente o procesador de alimentos hasta que tenga una consistencia similar a la harina.
  •  Puedes almacenar la harina en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante semanas o incluso meses.

Aquí te he explicado las 10 mejores harinas sin gluten. ¿Las conocías todas ellas? ¿Cúal de ellas son las que más utilizas o cúal te ha llamado más la atención?

¿Cúal es la mejor harina sin gluten para pan?

Para hacer pan existen unas harinas para celíacos que son más utilizadas que otras pero esto no significa que sean las únicas que puedes utilizar. ¿Cúales son estas?

La harina de arroz, el almidón de maíz, la fécula de patata y alguna harina más proteica o integral como la de harina de avena sin gluten, la harina de quinoa, la harina de trigo sarraceno, la harina de teff y la harina de garbanzo.

Y por supuesto es indispensable utilizar aglutinantes como la goma xantana o la goma guar además de ingredientes como el psyllium o semillas de lino que nos ayuden a crear estructura.

Si quieres aprender más sobre panadería sin gluten te recomiendo la Masterclass gratuita sobre Cómo hacer pan sin gluten donde te hablo de procesos, harinas más utilizadas para hacer pan sin gluten e ingredientes indispensables y su función.

¿QUieres aprender a hacer pan sin gluten?

Masterclass gratuita Panadería sin gluten

¿Cúal es la mejor harina sin gluten para bizcochos?

Para hacer bizcochos sin gluten puedes utilizar harinas somo la harina de almedra y de coco. Generalmente harinas para celíacos cuyo sabor es más suave y no tan intenso como el trigo sarraceno por ejemplo. Lo mejor es crear una combinación de varias de ellas.

¿Cómo puedes hacer una mezcla de harinas sin gluten que de buenos resultados?

Sigue estas dos reglas fundamentales:

  • Mezcla 2 ó 3 harinas sin gluten juntas para hacer la preparación más sabrosa y rica en nutrientes como la harina de arroz, la harina de maíz junto a algún almidón que te permita aligerar la masa como el almidón de maíz, fécula de patata o almidón de tapioca.
  • Añade aglutinantes como la goma xantana, goma guar… Para mejorar en consistencia y elasticidad a la masa.

¿Cúal es la mejor harina sin gluten para repostería?

Al igual que para hacer bizcochos es mejor utilizar harinas de sabor suave, neutro junto a almidones que nos permitan aligerar nuestra elaboración. La proporción variará según el tipo de repostería aumnetando el uso de almidones en la pastelería más fina como pueden ser elaboraciones como pasta choux, profiteroles, churros, o masas para tartaletas.

Harinas y almidones sin gluten más utilizados

Además de las mencionadas anteriormente existen todavía más harinas y almidones sin gluten que se pueden utilizar para hacer pan, bizcochos o repostería sin gluten.

Con una breve descripción para que conozcas y entiendas su uso. Espero que te sirva de ayuda.

Tipos de harinas y almidones sin gluten

Almidón de maíz.

 Por su alta capacidad de hincharse al absorber líquidos se utiliza como espesante en múltiples elaboraciones. Es un carbohidrato puro pero no aporta prácticamente nada de proteínas, minerales y vitaminas. Suele ser el almidón más utilizado por su precio económico y complementado/mejorado por otros almidones en menor proporción.

Almidón de Mandioca dulce/ Almidón de tapioca (yuca).

Se usa como agente espesante. Su sabor es neutro y su característica principal es que aporta elasticidad a la masa por lo que es un ingrediente muy utilizado en masas sin gluten.

Almidón de trigo. 

( No confundir con ahrina de trigo )Se usa como estabilizador y espesante. Se obtiene del propio cereal de trigo tras el proceso de molturación (extracción de las partes del trigo en almidón, proteína, aceite y fibras) es sometido a una limpieza para eliminar el gluten pero debido al riesgo de contaminación cruzada se puede utilizar pero siempre bajo el certificado sin gluten. Da muy buen resultado en textura, sabor, volumen y densidad.

Fécula de patata. 

Es un almidón que se usa como espesante. Consigue retener más líquidos en la cocción por lo que aporta una textura más tierna y una miga menos quebradiza.

Harina de arrurruz. 

Proviene de la India y es similar al almidón de maíz. Se utiliza para espesar sopas, salsas, mermeladas y postres. Se presenta como un polvo blanco muy ligero y una vez disuelto en líquido es incoloro. Es prácticamente insulso por lo que lo podremos usar en recetas saladas pero también para elaborar platos dulces como gelatinas o cremas. Solidifica a temperaturas más bajas que otros almidones y al revés que el almidón de maíz, resiste bien los ácidos. Esta harina funciona muy bien con la de coco en bizcochos y pasteles. También se utiliza para hacer helados, por su capacidad de impedir la formación de cristales de hielo.

Harina de arroz. 

Contiene los 12 aminoácidos esenciales y vitaminas del grupo A, B y E. Se utiliza como espesante en la elaboración de salsas y como harina principal en muchas de las elaboraciones sin gluten ya que permite combinarse con toda clase de harinas. Debe ser complementada con alguna harina más proteica y almidón adicional. Absorbe menos aceite que otras harinas por lo que es muy utilizado también para enharinar y preparar rebozados y tempuras. Existen tres tipos diferentes: la de arroz blanco que (obtenida de granos refinados), la versión semi-integral (más rica en nutrientes) y las elaboradas a partir de arroz integral (la más sana y con un sabor que recuerda un poco al de la avellana).

Harina de mijo. 

Tiende a oscurecer la masa, aporta un sabor suave y dulce. Es una de las más nutritivas, posee un alto contenido en proteínas y minerales como el magnesio, selenio, calcio, fósforo, hierro y potasio. Vitaminas del grupo B y E. Es muy interesante hacer pan con esta harina ya que se hincha mucho, pero requiere un poco más de agua. Es importante mezclarla con otras harinas y no exceder del 25%.

Harina de amaranto.

 Es una planta muy rica en nutrientes con un alto porcentaje de proteínas y rica en lisina. Su efecto en la masa es similar al de la quinoa pero aporta un aroma propio que permanece tras el horneado.

Harina de castaña.

Aporta muchos minerales y vitaminas y un sabor dulce. Va genial como espesante. Es un tipo de harina que va muy bien para repostería sin gluten.

Harina de altramuz. 

El Altramuz es una leguminosa de la misma familia de los cacahuetes, por lo que hay que tenerlo en cuenta si se tiene alergia a ellos. Es fácilmente reconocible por su color amarillo y a nivel nutricional es rica en proteínas. En repostería y panadería, su poder emulsionante permite sustituir parcial o totalmente los huevos. Combina perfectamente en recetas a base de chocolate.

Harina de avellana. 

Es ideal para hornear pan y pasteles, ya que aporta un delicioso sabor dulce.

Harina de lentejas.

 Las lentejas son ricas en hierro y fibra, y mucho más asimilables por el cuerpo que el trigo. Al igual que todas las legumbres, ayudan también a reducir el colesterol y son más fáciles de digerir.

Harina de soja. 

Tiene un alto porcentaje de proteína vegetal y fibra aparte de gran variedad de vitaminas por lo que aporta un gran valor nutricional para cualquier tipo de mezcla ya sea de pan o de repostería.

Harina de chía. 

Se utiliza como ingrediente nutricional y fuente de omega3 vegetal. Necesita absorber agua para formar un ligero gel que mejora la hidratación y palatividad de los alimentos; y su alta calidad nutricional la hace muy interesante para aplicar en pequeñas cantidades.

Seguramente las que más suelas utilizar sean la harina de arroz y maíz pero fíjate qué de posibilidades. Yo te animo a que pruebes con ellas y te atrevas a utilizarlas ya que son una fuente de nutrientes super saludables y es un privilegio contar con toda esta variedad.

Por supuesto aunque estas harinas y almidones sean sin gluten vigila que siempre estén certificadas sin gluteno libre de gluten ya que puede ser que en el proceso de fabricación o manipulación se hayan visto contaminadas 😉

Si conoces alguna más que sea interesante nombrar no dudes en comentármela y sobretodo guarda y comparte esta entrada bien cerca que te será de fuente de información cuando necesites consultarlas. ¿Te ha ayudado?

No te pierdas …

¿Qué es la contaminación cruzada?

Alimentación sin gluten

Ingredientes en repostería sin gluten

5 comentarios

  1. Arantxa Bengoetxea Martinez
    27 abril, 2021

    Hola, Cris! Hice el año pasado el curso contigo. Me gustaría que publicases más recetas con estas harinas. Yo practicamente todo lo hago con tu MIX; harina de arroz, harina de arroz integral, almidón de tapioca, fecula de patata….
    Un millón de gracias por todo.

    Responder
    • Cris Postres sin gluten
      30 septiembre, 2021

      Genial Arantxa! Te mando un beso enoooorme

      Responder
  2. Rosa
    28 abril, 2021

    Muy interesante la información de las 10 harinas sin gluten, me la voy a estudiar bien. No veo la harina de maiz en el artículo, no? Mil gracias

    Responder
  3. María Luisa
    4 mayo, 2021

    Yo suelo tomar quinoa, arroz integral,y pasta con quinoa entre sus ingredientes. Pero he visto que había harina de quinoa y he comprado, no sabía cómo usarla pero gracias a ti ahora se algo más. Así que probaré a hacer unas magdalenas

    Responder
    • Cris Postres sin gluten
      30 septiembre, 2021

      Genial me alegra que te haya ayudado. Un abrazo

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



  Instagram @postressinglu